TIEMPOS DE PIRATAS

No es de extrañar que donde hoy hay tierra antiguamente había agua y en lo que es la comarca de Xatiel, no fue menos. En una de nuestras expediciones encontramos el siguiente mapa, donde se ve detalladamente Xatiel cuando era una isla.

En él, se vé que estaba dividido en tres zonas principales. Xatiel que era una ciudad prospera separada por el norte por una cordillera y el río Martín por el que se pasaba por un puente a las minas de oro, más arriba estaba Castel y a su este el lago del dragón Marget. Por el este limitaba con el puerto y el molino, donde también se ubicaba un pequeño refugio pirata. Y es de este último del que surge nuestro último misterio.

La busqueda de un tesoro

El misterio que se nos presenta es una carta que se encontró en una excavación cerca del molino firmada por E.T. con una bandera pirata a su lado. En ella decía:

«Se acerca mi fin y nadie es digno de mis posesiones. Solo el que conoce la fuerza en mis brazos y el valor de mi corazón podrá acceder al interior de mi tesoro»
Tras investigar a quien podría pertenecer esas iniciales y por un registro de barcos del puerto se llego a la conclusión de que pertenecían a Edward Thatch. Del él se sabía que fue un rudo pirata que tenía una gran amor a su madre la cual le regalo un medallón que nunca se quitaba y del que os pongo una ilustración. También sabemos que en 1717 consiguió su primer navío, al que nombro «La venganza de la reina Ana» y se tatuó el 1 en el brazo derecho y el 7 en el izquierdo para recordarles a todos la fecha de dicha hazaña.
 
Lo más difícil de todo es saber donde esta el tesoro donde antes tierra ahora agua y al revés. Además hay que encontrarlo para saber que tipo de cierre tiene y como abrirlo. Se sabe que hasta casi el final de sus día Edward pasaba mucho tiempo en Jartel donde había jardín que cuidaba su madre que bien podría ser ahora un parque, pero donde más le gustaba ir, sospechosamente, era al molino de al lado del río donde nunca llegó a entrar dicen las leyendas, solo miraba sus aspas como eran acariciadas por el viento. Posteriormente con el cambio de geografía el molino se convirtió de agua, pero eso no llegó a verlo Edward.

Este es el medallón que su madre le regaló y que nunca se quitó.

Estos sabemos de este misterio cuando lo resuelvas …. pincha aquí.